Prevención de la Periodontitis


 

 

 

 

 

 

  • El cepillado debe realizarse dos veces al día: idealmente antes del desayuno (o después, si se desea eliminar la comida alrededor de los dientes) y antes de la hora de acostarse, realizándolo unos 30 minutos después de la cena.
  • Es recomendable el cepillado durante 2 minutos para prevenir el desarrollo de gingivitis en aquellos pacientes con las encías sanas. Sin embargo, si se padecen enfermedades de las encías, se recomienda un período de tiempo de cepillado mayor, ya que 2 minutos puede no ser suficiente.
  • La limpieza diaria interdental mediante el uso de cepillos interproximales es esencial para el tratamiento y la prevención de enfermedades de las encías. El uso de hilo dental puede ser menos relevante, excepto para limpiar aquellos espacios interdentales que son demasiado estrechos para pasar los cepillos interdentales, sin que se produzcan heridas o se cause daño.
  • El profesional de la salud bucodental le aconsejará sobre el tipo de cepillo interdental y el tamaño correcto, y es probable que pueda necesitar diferentes tamaños para limpiar toda su boca.

Es de vital importancia que se le muestre cómo utilizar los cepillos interdentales en su propia boca y que su higienista pueda valorar como se usa, para de esta manera asegurar que su técnica es correcta.

  • Los enjuagues bucales ofrecen un beneficio adicional, en combinación con el cepillado, en la prevención y tratamiento de la gingivitis. Sin embargo, dichos enjuagues no son un sustituto de la eliminación mecánica de la placa o que se pueda disminuir el período de tiempo que efectúa en su cepillado diario. Su uso entre cepillado y cepillado podría ser de utilidad.
  • Es importante que su higienista o dentista use detectores de placa en los dientes en cada visita de revisión, para identificar aquellas zonas en las que no haya una correcta eliminación de placa y así poder orientarle y mejorar su técnica de cepillado. Este refuerzo puede ser muy útil.